Loading... Please wait...

United States Immigration

Information Guides and FAQs

Guías Inmigración

Join Newsletter



Aclaración: Este artículo es publicado por ImmigrationUnitedStates.org un sitio privado e independiente no afiliado con ninguna agencia gubernamental. El contenido de este articulo no se puede considerar consejo legal o información oficial. El punto de vista y opiniones expresadas en este artículo solamente representan a sus autores individualmente, y no reflejan la opinión de agencias del gobierno de EE.UU. Favor contactarnos si necesita ayuda o tiene preguntas sobre nuestros productos.


Historia de la Inmigración Cubana a los Estados Unidos

Cubanos en Miami La razón principal por la cual los cubanos venían a los Estados Unidos era para tener una mejor vida. Hacia finales del siglo 19, los cubanos, especialmente músicos, empezaron a establecerse en lugares como Nueva Orleens, Louisiana. Los cubanos tenían gran influencia sobre la música jazz, que es una de las cosas por las que Nueva Orleans se volvió tan famosa. Esto contribuyó al inicio de las conexiones entre los Estados Unidos y Cuba. Los cubanos se disiparon por varias partes de los EE.UU. y Florida se tornó un lugar popular para su establecimiento. Venían en oleadas y empezaron a fundar sus propias comunidades. En una ocasión, se construyó un ferrocarril que les permitía viajar más cómodamente por Florida y muchos cubanos se establecieron en Key West. El crecimiento de la población cubana se vio impulsada por el nacimiento de más niños y migración adicional de cubanos; de hecho, hasta crearon una comunidad llamada “Pequeña Habana.”

De acuerdo con el censo de 1910, el número de cubanos en los EE.UU. era oficialmente más de 15,000 pero como en cualquier censo, los números reales tienen a ser mucho mayores, ya que no todas las personas fueron contadas.

En 1959 el número de cubanos en los Estados Unidos se estimaba en 124,000. Después de los primeros años de la revolución en Cuba y con la entrada de Fidel Castro al poder, muchos cubanos descontentos con los hechos en su país natal volaron a los Estados Unidos. Algunos, especialmente los ricos, se fueron para proteger sus fortunas amenazadas en un país socialista o porque no tenían libertad política. Otros siguieron a sus familias a los EE.UU. para no estar separados. Poco tiempo después que Fidel Castro asumiera el poder, en los primeros años del periodo de revolución, cerca de 215,000 cubanos emigraron a los EE.UU.

Antes de 1985, no había límites al número de cubanos que podía ingresar a los EE.UU. si seguían los procedimientos normales de inmigración. Esto aplicaba también a otros grupos de inmigrantes. A diferencia de otros grupos que vinieron al país indocumentados, los cubanos lograban una condición especial que les facilitaba obtener la residencia. Otros tenían que probar que estaban abandonando su país por razones políticas para poder lograr la condición de refugiado, mientras los cubanos recibían automáticamente dicha condición junto con otros privilegios. Algunos de estos privilegios especiales fueron introducidos en 1966 e incluían la residencia permanente si el cubano había estado en los EE.UU por un mínimo de un año. Aún si los cubanos habían permanecido por más tiempo del permitido en las visas de turistas, se les concedía la residencia permanente.

Los cubanos habían estado ingresando a los Estados Unidos continuamente después que Fidel Castro tomó el poder, pero no fue hasta el verano de 1994 que los EE.UU. experimentó una ola enorme de inmigrantes de Cuba. Aproximadamente 33,000 cubanos se fueron a los EE.UU. porque la Unión Soviética, de la cual Cuba dependía en gran medida para su comercio, se disolvió y puso a Cuba en una situación económica muy comprometedora. Como resultado de ello, el gobierno infundió un sistema de racionamiento para lidiar con la escasez de alimentos, electricidad y gasolina. El descontento continuó creciendo entre muchos cubanos que deseaban más libertad política y algunos terminaron saliendo del país. Debido a la enorme oleada de cubanos que ingresaron al país ese año, los Estados Unidos tomó un acuerdo en septiembre 1994 para limitar el número de cubanos que ingresaban a 20,000 por año. De los 33,000 cubanos, cerca de 31,000 fueron detenidos en Guantánamo. El Fiscal General de los EE.UU. anunció en mayo 1995 que los cubanos en Guantánamo podrían ingresar a los Estados Unidos si no tenían historial criminal. En marzo 1996, estos cubanos fueron oficialmente admitidos como inmigrantes con permiso (parolees). La percepción de estos inmigrantes era que la mayoría contribuiría con la economía estadounidense, ya que eran educados, profesionales y muy motivados. Además, parecían capaces de poder integrarse bien a comunidades como Miami que tenía problemas leves. En esta situación, el gobierno de los EE.UU. terminó excediendo su límite anual de 20,000 visas para inmigrantes.



Artículos Relacionados:

Bookmark and Share





TrustWave PCI Certification Certificaciones

Copyright 2009 - 2018 © ImmigrationUnitedStates.org | Noticias de Inmigración | Sitemap | Home Español | English | Necesita Ayuda? Contáctenos